Reportaje | El día que Red Bull rechazó a Checo Pérez

Es el flamante fichaje de Red Bull. El hombre que estuvo a punto de verse fuera de la Fórmula 1 tras un impresionante 2020. El tipo que ganó su primera carrera en Fórmula 1 después de 190 carreras, logrando así un nuevo récord. Su nombre es Sergio Pérez. El mexicano ha sido una de las grandes noticias de Red Bull en este inicio de temporada. Sin perder la fe pese a los problemas y con mucho trabajo, esfuerzo y talento, el mexicano ya ha demostrado de lo que es capaz con su gran remontada en el GP de Bahréin. Sin embargo, en Red Bull no siempre tuvieron tan claro el fichaje de Checo.

La relación de Checo con Red Bull y Honda viene de lejos. En 2007, el piloto mexicano venía demostrando su talento en las categorías inferiores del automovilismo. Como suele ser habitual, el talento de los más jóvenes llamó la atención de los jefes de equipo de múltiples escuderías, entre ellas Red Bull. El programa de jóvenes pilotos del equipo austriaco estaba dirigido ya en aquel entonces por el omnipresente Helmut Marko. Las buenas actuaciones de Checo en la Fórmula 3 Británica sirvieron para que Red Bull le ofreciera una prueba para entrar a su programa júnior.

La prueba con Red Bull

El actual piloto de Red Bull ha hablado de ello en varias ocasiones. La prueba de ingreso con el equipo Red Bull la realizó junto a su compatriota Pablo Sánchez. Fue hace 14 años, pero Checo lo recuerda como si hubiese sucedido ayer. El mexicano reconoce que no lo hizo bien en aquella prueba y esa fue la razón por la que Red Bull lo descartó. Las circunstancias eran difíciles y Checo no fue capaz de exprimir el Fórmula 3 con el que realizó los test.

Fue en 2007. El test lo hice a bordo de un Fórmula 3, pero tenía problemas con el asiento porque mi rodilla chocaba con el volante. Eso hizo que no pudiera hacer un buen tiempo

Checo Pérez

El mexicano reconoce que esperaba tener una segunda oportunidad tras los problemas con el asiento. Sin embargo, el equipo con sede en Milton Keynes se la negó. Para Red Bull lo único importante era el tiempo de vuelta según las palabras del propio Checo.

Pensé que se arreglaría el asunto del asiento y podría volver a intentarlo, pero simplemente me echaron. No tuve una oportunidad extra. Me dijeron que todo se trataba de mi tiempo de vuelta

Checo Pérez

La revancha en 2008

Tras ganar el campeonato de Fórmula 3 Británica en 2007 con el equipo T-Sport, Checo Pérez ascendió a la GP2 asiática. La temporada empezó con Checo en lo más alto de la clasificación de puntos, venciendo a los dos jóvenes pilotos que seleccionó Red Bull en su lugar: Jaime Alguersuari y Brendon Hartley. El gran rendimiento del mexicano sorprendió a todos, ya que su equipo (Campos Racing) utilizaba motor Honda, mientras que el motor Mercedes partía como favorito.

Helmut Marko no se tomó demasiado bien el liderato de Pérez. El propio Checo reveló que una conversación que mantuvo con el asesor de Red Bull en la que este le dijo al mexicano “te vamos a batir, te vamos a batir“. La respuesta de Checo fue sencilla, simplemente dijo “ok, que tengas un buen día“. Al final de la temporada, Helmut Marko demostró tener razón en sus palabras. Fue Jaime Alguersuari quien se alzó con el título, mientras que Pérez tuvo que conformarse con el cuarto puesto tras lograr cinco victorias.

Vídeo | Así fue la remontada de Checo Pérez en primera persona

Las actuaciones de Checo en la GP2 asiática llamaron la atención de Ross Brawn, jefe del equipo Honda de Fórmula 1 en aquel momento. Acordaron una prueba de ingreso al equipo que finalmente no tuvo lugar debido a la retirada de la marca japonesa a finales de ese mismo año. En 2009 el equipo Brawn GP sustituyó al equipo nipón. No fue hasta 2011 cuando Checo obtuvo un asiento en Fórmula 1 de la mano del equipo Sauber. Ahora, el destino ha situado a Sergio Pérez en la escudería Red Bull.

Ismael Zaragoza

Director y creador de GP Mundial. Combinando mis estudios de Periodismo con mi pasión por la Fórmula 1.

Deja un comentario