Red Bull descubre el fallo y Verstappen critica al equipo por la fiabilidad

El equipo Red Bull partía como favorito en este fin de semana de Gran Premio en Imola. Sin embargo, las sensaciones en el garaje de la escudería austríaca no son nada buenas. En la primera sesión fue Checo Pérez el que tuvo que regresar al box antes de tiempo tras un incidente con Ocon. En la segunda sesión de entrenamientos fue el monoplaza de Max Verstappen el que se paró en plena recta de meta. Entre tanto, el equipo de Milton Keynes no ha podido completar sus programas de entrenamiento.

Crónica | Mercedes lidera y Verstappen abandona en los Libres 2

Sobre la parada repentina de Max ha hablado el jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, que ha confirmado que se trata de un problema en el eje de transmisión. Una parte del monoplaza en la que estuvieron trabajando los mecánicos durante el resto de la sesión. Por su parte, Max Verstappen se ha mostrado crítico con la fiabilidad del monoplaza. Esto es lo que ha dicho el neerlandés:

Hasta ahora no hemos tenido suerte. Tuve problemas con el eje de transmisión, así que tuve que detener el coche. Es difícil decir ahora cómo habría sido la segunda sesión. Tenemos que asegurarnos de que nada más se rompa

Max Verstappen

Estas palabras de Verstappen llegan tras un fin de semana en Bahréin donde los dos monoplazas del equipo tuvieron problemas de fiabilidad. El mexicano Checo Pérez confirmó problemas en los frenos durante la clasificación en Sakhir que le impidieron pasar a la Q3. Además, el domingo un apagón eléctrico en la vuelta de formación le obligó a salir desde el pitlane. Por su parte, Max Verstappen tuvo problemas en el diferencial durante toda la carrera. Unos problemas que según el equipo le hicieron perder unas tres décimas por vuelta. El neerlandés espera que no haya más problemas en lo que resta de fin de semana.

Ismael Zaragoza

Director y creador de GP Mundial. Combinando mis estudios de Periodismo con mi pasión por la Fórmula 1.

Deja un comentario