Categorías
Alpine Opinión

Opinión | Hoy más que nunca… Fernando Alonso

La temporada 2021 estará marcada entre otras cosas por el regreso de Fernando Alonso. 2022 es el gran objetivo. Las posibilidades están ahí.

La Fórmula 1 le debe mucho a Fernando Alonso. Quizás demasiado. Tanto que resulta difícil creer que el asturiano no volverá a tener la oportunidad de ganar un título. Nadie duda de su talento y todos le temen en la parrilla. Campeones del mundo reconocen que es posiblemente el piloto más completo de la Fórmula 1. Este 2021 comienza una nueva etapa para Fernando. No será larga, pero seguro que trae alegrías a todos los fans españoles.

Tan cerca… y tan lejos

2007, 2010, 2012. Fueron años donde el Mundial estuvo muy cerca. Los líos en McLaren, la estrategia de Ferrari y el indestructible Red Bull de Vettel nos privaron de ver a Alonso campeón por tercera vez. Los números no mienten. Alonso es el piloto que más cerca ha estado de ganar el Mundial con Ferrari en la última década y el único piloto capaz de hacer frente al dominio de Red Bull. Y todo ello con un coche que nunca fue dominante. Precisamente los dos grandes dominadores de esta época, Vettel y Hamilton, le mostraron su aprecio y respeto en la pista en su ‘hasta luego’ en Abu Dhabi 2018.

Ahora se abre una nueva etapa. En 2021 no habrá opciones de ganar el Mundial pese a la siempre insistente prensa sensacionalista. Ni tan siquiera habrá oportunidades de lograr una victoria si no ocurren locuras como las de Monza o Sakhir en 2020. Aunque sí les debo reconocer mi sueño de verle subir al podio de nuevo. Si lo consigue, es posible que se me salten las lágrimas. No obstante, el objetivo real de Alonso es volver a sentir esas mariposas en el estómago durante una carrera de Fórmula 1. Volver a disfrutar al volante de la escudería con la que tocó la gloria en 2005 y 2006. Y, sobre todo, prepararse para un 2022 donde todo puede cambiar.

El gran objetivo: 2022

El cambio de reglamentación técnica en 2022 abre la puerta a una nueva etapa en la Fórmula 1 tras un dominio aplastante de Mercedes. Los de Brackley ya reconocen que será prácticamente imposible seguir dominando a partir del próximo año. Entretanto, lo más probable es que toda la parrilla se comprima y las distancias sean menores. Es ahí donde emerge el talento. El talento que Alonso ha demostrado en tantas ocasiones y que le sirvió para derrotar al mismísimo Michael Schumacher.

Hay quienes comparan el regreso de Alonso con el del Káiser. Sin embargo, no existe una base sólida para realizar tal comparación. Las diferencias entre ambos casos son fácilmente reconocibles. Mientras que el alemán no compitió en ninguna categoría seria después de su retirada en 2006, Alonso ha estado presente en algunas de las pruebas más exigentes del automovilismo. Además, el asturiano logró grandes resultados y sorprendió a propios y extraños con su facilidad de adaptación a categorías tan dispares como el Dakar o el Mundial de Resistencia.

Posiblemente 2022 sea una de las últimas oportunidades de Fernando Alonso. Si en este nuevo ciclo reglamentario Alpine no consigue crear un coche para luchar por el Mundial, me temo que se acabara la ilusión. Por ello, en la sede de Enstone trabajan sin descanso para desorrollar el monoplaza de 2022. La posibilidad de revivir tiempos tan gloriosos como los de 2005 y 2006 es lo que empuja a la escudería francesa a trabajar día y noche para darle a Fernando el mejor monoplaza posible.

Más preparado que nunca

Hoy más que nunca debemos confiar en Alonso. Sus malas elecciones de equipo y su escasa suerte le han privado de ser uno de los pilotos más laureados de la historia. Esta nueva etapa se presenta como una redención de la anterior. Alonso es mucho Alonso. Su edad no será un problema. El asturiano entrena más que nunca y está en plena forma. Su madurez y su experiencia son un valor añadido. Las posibilidades a partir de 2022 están ahí. La Fórmula 1 se lo debe. Alonso tiene que volver a ser campeón. Es el final que merece uno de los mejores pilotos de la historia.


Deja un comentario