Mick Schumacher carga contra Mazepin: “¿Intenta matarnos?”

La carrera del Gran Premio de Azerbaiyán no fue sencilla para Mick Schumacher pese a que logró su mejor posición en clasificación al lograr el 17º mejor tiempo. Esto fue gracias a que Lance Stroll y Antonio Giovinazzi no marcaron crono debido a sus respectivos accidentes en Q1.

La falta de rendimiento del Haas fue evidente una vez más y pronto ambos monoplazas fueron relegados a las últimas posiciones. Durante toda la carrera, Mick rodó por delante de su compañero, Nikita Mazepin, llegando a sacarle un minuto de ventaja. Algo vital para mantener posición cuando tuvo el problema en su pit-stop.

Mick entró en boxes en la vuelta 35, aún bajo periodo de Safety Car. Sin embargo, un error con el neumático delantero izquierdo, que no había sido ajustado correctamente, le obligó a pararse en el pit-lane y retroceder hasta la cajeta de boxes para repararlo.

No fue en la parada en boxes, pero sí en la segunda salida, cuando Mazepin logró adelantar a Mick. Sin embargo, aún quedaba la última vuelta. Schumacher se colocó a rebufo de Mazepin al inicio de la larga recta principal de 2,2 km. Finalmente, Schumacher acabó adelantando a su compañero que, nuevamente, fue bastante agresivo. El ruso realizó un cambio de dirección muy brusco que estuvo a punto de acabar con ambos pilotos contra el muro a más de 300 km/h.

Mick no dudó en mostrar su disconformidad con la agresiva defensa de Mazepin. Primero, abroncando su actitud gestualmente desde el cockpit, y después por radio al equipo: “¿Qué narices es eso? ¿En serio? ¿Intenta matarnos a los dos?”.

Jock Clear, su ingeniero de pista, habitualmente elogiado por su buen hacer, trató de calmar al alemán y quitarle hierro al asunto: “Tranquilo, Mick. Bandera de cuadros, bandera de cuadros”.  Pero Mick continuó quejándose, y su ingeniero, cedió: “Sí. Entendido. Lo hemos visto, lo hemos visto”.

Por el momento, Guenther Steiner, team principal del equipo Haas, no se ha pronunciado al respecto. Tampoco lo ha hecho ningún otro miembro de la escudería estadounidense. El incidente pasó desapercibido durante la retransmisión debido a la frenética acción vivida en las primeras posiciones durante las dos últimas vueltas.

Deja un comentario