Mercedes cumple su palabra con Romain Grosjean

La trayectoria de Romain Grosjean en Fórmula 1 acabó de la manera más inmerecida posible, con un accidente fortísimo contra las barreras que nos hizo temer lo peor. Fue en el Gran Premio de Bahréin del año pasado. Las quemaduras en el accidente hicieron que esa fuera su última vez en un F1, dejando atrás 179 carreras y 10 podios.

Aquel día, tras el accidente, el team principal del equipo Mercedes, Toto Wolff, prometió que esa no sería la última vez que Grosjean pilotaría un F1. Dicho y hecho. Esta mañana, el equipo Mercedes emitía un comunicado en el que informaba que el francés tendría la oportunidad de pilotar el monoplaza de la escudería alemana en 2019. El piloto galo se mostraba encantado por redes sociales por la oportunidad.

Esta oportunidad tendrá lugar el 29 de junio. Dos días después de que el GP de Francia se dispute. Y será, precisamente, en ese circuito, en Paul Ricard. Además, gracias al comunicado, hemos podido saber que Grosjean ya estuvo en la fábrica de Mercedes en Brackley el pasado 30 de marzo para hacerle un asiento a medida y probar en el simulador.

Grosjean compite actualmente en la IndyCar con el equipo Dale Coyne Racing. Hasta el momento, solo ha disputado 2 carreras, colándose en el TOP-10 una de ellas.

Deja un comentario