Categorías
F1 GP Australia 2022

La FIA se pone seria con los pilotos y recuerda la función del Safety Car

A través de un comunicado, la FIA ha respondido a algunas críticas de los pilotos recordando, entre otras cosas, las funciones del Safety Car.

El Safety Car de Aston Martin protagonizó una de las mini polémicas del GP de Australia. Su presencia hasta en dos ocasiones unido a su bajo ritmo provocó un enfriamiento de los neumáticos a todos los pilotos. Uno de los pilotos que se vio más perjudicado fue Charles Leclerc, que estuvo a punto de perder el liderato con Max Verstappen en la resalida.

Cabe recordar que desde la temporada pasada existen dos coches de seguridad diferentes que se van alternando carrera tras carrera. El Aston Martin Vantage de color verde británico y el Mercedes AMG GT Black Series de color rojo son los dos modelos que se utilizan este año. Pese a la alternancia, piloto y copiloto son siempre los mismos. El experimentado Bernd Mayländer es quien se encarga de pilotar ambos coches cuando su presencia es requerida en la pista.

Después del GP de Australia fueron muchas las críticas que hicieron los pilotos en referencia al rendimiento del Aston Martin Vantage. Max Verstappen lo calificó de “tortuga”, mientras que Charles Leclerc bromeó después de la carrera con la necesidad de un Safety Car de Ferrari. Todo ello después de que George Russell asegurara que el coche de seguridad de Aston Martin es cinco segundos más lento que el de Mercedes. En definitiva, varios pilotos se quejaron del ritmo del coche de seguridad en Albert Park, algo a lo que la FIA ha respondido en el día de hoy a través de un comunicado.

A raíz de los comentarios recientes sobre el ritmo del coche de seguridad de la Fórmula 1, la FIA quiere reiterar que la función primordial de un Safety Car no es incrementar la velocidad, sino preservar la seguridad de los pilotos, comisarios y oficiales.

Así comenzaba el comunicado de la FIA. El máximo organismo del automovilismo ha recordado de esta manera la función del Safety Car cuando este sale a pista. En la siguiente parte del escrito, la FIA recalca que pueden ser muy variados y distintos los objetivos del coche de seguridad.

El procedimiento de un SC tiene en cuenta objetivos múltiples, dependiendo del incidente en cuestión: neutralizar el grupo, negociar la recuperación de un incidente o la retirada de elementos en la pista de manera segura, y ajustar el ritmo en función de las actividades que se están produciendo en partes diferentes del circuito.

El comunicado de la FIA no termina aquí, sino que recuerda a los pilotos que la velocidad de ambos coches de seguridad está determinada por Dirección de carrera. En ningún caso, aclaran, la velocidad del Safety Car se ve limitada por las prestaciones del coche. Una respuesta clara y contundente dirigida a George Russell por su comparativa entre el Mercedes y el Aston Martin.

Los SC son vehículos de alto rendimiento y diseñados a medida por dos de los mejores fabricantes del mundo, y que están equipados para afrontar las condiciones cambiantes del trazado en todo momento. Están conducidos por un piloto y un copiloto enormemente capacitados y experimentados para ello.

Para finalizar, la FIA avisa de manera sutil a los pilotos de que no quiere más quejas sobre este tema, dando a entender que el posible enfriamiento de los neumáticos es algo que afecta a todos los competidores por igual y que, en ningún caso, se trata de una cuestión que se pueda anteponer a la seguridad en la pista. Así terminaba el comunicado aclaratorio de la FIA:

El impacto de la velocidad del SC en el rendimiento de los coches perseguidores es una consideración secundaria, ya que afecta por igual a todos los competidores, quienes siempre son los responsables de pilotar de forma segura en todo momento y de acuerdo a las condiciones de su coche en el circuito.

Deja un comentario