La curiosa maldición que persigue a Carlos Sainz

Las estadísticas en Fórmula 1 suelen ser importantes a la hora de establecer comparaciones, aunque las comparaciones sean odiosas. Los números de un piloto en Fórmula 1 pueden ser muy engañosos, sobre todo dada la importancia del monoplaza en este deporte. Un ejemplo de ellos es Lewis Hamilton. Todos sabemos que el británico jamás habría ganado siete mundiales si hubiera pilotado en equipos de la zona media-baja.

Las estadísticas dejan datos increíbles. Datos tan sorprendentes como que Valtteri Bottas ha entrado en todas las Q3 desde que fichó por Mercedes. O lo que es lo mismo, el finés supera a Lewis Hamilton en este aspecto, ya que el heptacampeón se quedó fuera de la Q3 en el GP de Mónaco 2017.

Luego están las maldiciones, que es de lo que trata este artículo. Concretamente de la que persigue a Carlos Sainz. El ahora piloto de Ferrari guarda una estadística curiosa a la par que inquietante. Todos los equipos por los que ha pasado, que no han sido ni mucho menos punteros, han ganado una carrera después de marcharse él.

Loading...

La andadura de Carlos Sainz en Fórmula 1 comenzó en el año 2015 de la mano de Toro Rosso. Fue en 2017, tras dos temporadas de aprendizaje, cuando firmó por el equipo Renault. Aquel equipo que dejó Carlos Sainz y donde debutó en la Fórmula 1 hoy se denomina AlphaTauri y ya tiene su primera victoria bajo esa nomenclatura: el triunfo de Pierre Gasly en el GP de Italia 2020. Una carrera en la que, casualidades del destino, Carlos Sainz estuvo a punto de arrebatarle la victoria al piloto francés.

En los años 2017 y 2018 Renault se asentó como un equipo de la zona media. Nunca llegó a pisar el podio. Sin embargo, después de su marcha se ha producido una nueva victoria en Renault, ahora Alpine. Esteban Ocon consiguió un gran triunfo en el GP de Hungría de este año para la marca francesa. La última vez que Renault ganó lo hizo de la mano de Lotus en el GP de Abu Dhabi 2012.

Los años 2019 y 2020 en McLaren fueron la consagración de Carlos Sainz como un piloto de altura. Con la escudería de Woking el piloto madrileño logró subir al podio en Brasil 2019 e Italia 2020. Sin embargo, desde el año 2012 McLaren no ganaba una carrera en Fórmula 1. No ha sido hasta el último GP de Italia del pasado fin de semana cuando esa suerte ha cambiado con la victoria de Daniel Ricciardo a bordo del MCL35M. De nuevo, tras la marcha de Carlos Sainz.

Puede parecer anecdótico, pero lo cierto es que no hay equipo que gane con Carlos Sainz en sus filas. Una extraña maldición que como toda estadística terminará rompiéndose. La cuestión es… ¿Será con Ferrari o en Maranello deberán esperar a deshacerse del piloto madrileño para ganar nuevamente una carrera de Fórmula 1? El tiempo dirá, la curiosidad ahí queda.

Ismael Zaragoza

Director y creador de GP Mundial. Combinando mis estudios de Periodismo con mi pasión por la Fórmula 1.

Deja un comentario