Indignación contra la FIA por la reprimenda a Sebastian Vettel

En el Gran Premio de Hungría de este pasado fin de semana se vivió un nuevo caso de pilotos saltándose el protocolo que estipula la FIA respecto a la vestimenta que han de llevar. En este caso, fue Sebastian Vettel el protagonista.

Los actos protocolarios previos a la carrera constan de dos momentos. El primero, para la reivindicación contra el racismo bajo el lema de “We Race As One” (“Corremos como uno”). El segundo, la interpretación del himno nacional del país que acoge el Gran Premio. Durante el primero, los pilotos pueden vestir la camiseta reivindicativa con el mensaje en apoyo a la lucha contra el racismo. Sin embargo, para la segunda parte, no. Los pilotos deben escuchar el himno habiéndose despojado ya de dicha camiseta.

Varios pilotos no cumplieron esta norma. Lance Stroll, Carlos Sainz, Valtteri Bottas y Sebastian Vettel mantuvieron su camiseta reivindicativa durante el himno húngaro. Todos ellos fueron llamados a comisarios. El asunto quedó en una reprimenda para los cuatro.

Especialmente sonoro ha sido el caso de Sebastian Vettel, quien en esta ocasión no mostraba una prenda en apoyo a la lucha contra el racismo, sino que su camiseta y su mascarilla se tiñeron con los colores de la bandera LGBTQ+ posicionándose a favor de la lucha por los derechos y la visibilización del colectivo.

Esta decisión del piloto de Aston Martin llega en mitad de la polémica que recientemente rodea al país húngaro debido a la aprobación de una ley que prohíbe hablar sobre diversidad de género en los centros educativos, entre otras polémicas cuestiones.  

Preguntado al respecto, Vettel prometió que acataría la decisión de los comisarios, incluso sí le descalificaban, pero que eso no frenaría su decisión.

Estaré contento si me descalifican. Pueden hacer lo que quieran. No me importa, volvería a hacerlo.

Sebastian Vettel

Esta situación vivida por Vettel no es novedosa en la Fórmula 1. El pasado mes de septiembre, tras la disputa del GP de la Toscana en Mugello, Lewis Hamilton vistió una camiseta reivindicativa en el podio pidiendo justicia por el asesinato de Breonna Taylor. Ante este caso, Dirección de Carrera decidió seguir el mismo procedimiento que ayer con Vettel. El piloto británico fue investigado, pero únicamente recibió una reprimenda.

Las investigaciones han ocasionado polémica debido a los mensajes que portan ambas camisetas. Sin embargo, la decisión de los directores de carrera se debe al incumplimiento de los protocolos, y no al mensaje que se puede leer en dichas prendas. No obstante, en las redes sociales la indignación contra la FIA es total.

Deja un comentario