Categorías
F1

Grosjean sigue con secuelas tras su accidente en el GP de Bahréin 2020

El piloto francés se someterá a un trasplante de piel en su mano izquierda por el accidente del GP de Bahrein 2020.

Pronto se cumplirá un año del Gran Premio de Bahréin 2020. Una carrera que todos recordaremos por esa gran bola de fuego que surgió en un lateral de la segunda recta al inicio de la carrera provocada por un impacto del Haas de Romain Grosjean contra el guardarrail.

Milagrosamente, el francés pudo escapar de las llamas, con tan solo algunas quemaduras y una gran conmoción. Desde entonces, el piloto galo ha emigrado a tierras estadounidenses, donde se ha adaptado perfectamente a la IndyCar. Tanto es así, que incluso Andretti Autosport ha querido contar con sus servicios para la próxima temporada.

A pesar de que se van a cumplir 12 meses desde aquel espeluznante momento, Grosjean sigue sufriendo las consecuencias de estar envuelto en el fuego. Esto fue lo que dijo el piloto en el podcast In the Fast Lane:

La derecha está 100% bien. Solo tengo que ponerme protección solar cuando estoy al sol porque es piel nueva.

Romain Grosjean

Sin embargo, en la mano izquierda sufre algunos problemas. Durante algún tiempo tuvo que llevar vendaje y todavía tiene grandes cicatrices. Por todo ello, durante el mes de noviembre, el expiloto de Haas, se someterá a un trasplante de piel. Posiblemente sea necesaria otra intervención el próximo año.

Nunca volverá a estar perfecta. Es doloroso pero aprendes a vivir con ello. Puedo jugar con mis hijos, conducir, básicamente puedo vivir con con normalidad. En algunas cosas estoy un poco limitado, pero el 95% de las veces funciona bien. No es muy bonita, pero es mi cicatriz de guerra.

Romain Grosjean

El piloto francés ha añadido que sigue sufriendo dolores permanentes en su mano izquierda, a pesar de que no son una gran molestia.

Deja un comentario