Categorías
Opinión

El día después | Por fin hubo polémica, por fin hay un Mundial en juego

Estrenamos nueva sección de opinión en GP Mundial con motivo del inicio de esta temporada 2021 de Fórmula 1. Cada lunes después de Gran Premio, el creador de la web, Ismael Zaragoza, nos traerá sus impresiones sobre el fin de semana.

Nueva temporada y nueva sección de opinión. La primera carrera del año 2021 ya es historia. Ganó el de siempre, ganó Lewis Hamilton, pero por primera vez en mucho tiempo no fue una victoria fácil ni exenta de polémica. Así lo reconoció él mismo. Max Verstappen y Red Bull están al acecho. El Mundial está abierto. Si Hamilton quiere el octavo tendrá que lucharlo en la pista. El veterano caballero británico contra el joven guerrero holandés. 22 batallas para el final. Todo puede suceder.

La polémica

Las imágenes del adelantamiento de Max Verstappen a Lewis Hamilton son claras. El neerlandés le adelantó poniendo las cuatro ruedas fuera de la trazada en la cuarta curva del circuito. El director de carrera no dejó las cosas claras y cambió su criterio a lo largo del Gran Premio. Inadmisible. La Fórmula 1 no es un deporte de grises. O blanco o negro. No hay más.

Que Lewis Hamilton ganó ventaja vuelta tras vuelta hasta en 29 ocasiones aprovechando todo el exterior de la trazada es un dato objetivo. En un principio estaba permitido. Que Max Verstappen adelantó al británico con las cuatro ruedas fuera de la pista es un hecho. En la vuelta 52 ya no estaba permitido. La normativa debe ser clara. Desde el principio hasta el final. Error de la FIA. Conviene hacer aquí un apunte. Todos sabemos que si, en lugar de luchar por la victoria, Max y Lewis hubiesen estado luchando por la 15ª posición nada hubiera sucedido. La FIA no habría dicho ni media palabra. Sin embargo, debo admitir algo. Qué bonito es ver carreras con polémica de nuevo. Se echaban de menos. Se acabaron los paseos triunfales de Lewis Hamilton con su escudero Valtteri detrás. Toca luchar. Hay polémica y hay Mundial.

La cara y la cruz de Mercedes

Por primera vez desde que comenzó la era híbrida, Mercedes no es el coche más rápido de la parrilla. Dependerá del circuito y de las pequeñas mejoras que puedan introducir los equipos, pero a día de hoy el Red Bull de Max Verstappen es superior. En el equipo alemán saben que será difícil, pero de momento han conseguido la primera victoria del año gracias a la estrategia. No eran los más rápidos, pero presionaron hasta el final. El resultado: 41 puntos en el casillero de 44 posibles.

La cruz de Mercedes fue Valtteri Bottas. La mala suerte del finlandés contrasta con la fortuna de su compañero de equipo, Lewis Hamilton. Una mala salida y un mal pit stop condenaron a Bottas. Se lleva el punto extra de la vuelta rápida, pero la sensación es que salvo sorpresa mayúscula esta será su última temporada en Mercedes. Mucho tiene que mejorar si quiere luchar por algo importante. Que salga campeón este año es prácticamente imposible. Que sea subcampeón casi que también.

La batalla por el tercer puesto

Se avecina un campeonato precioso en la zona media. McLaren fue esta vez el mejor del resto. Este año están incluso más fuertes que en 2020. Gran carrera de Lando Norris que comienza fuerte con 12 puntos en su cuenta particular. Ferrari está cerca. La mejoría con respecto al año pasado es notable. El SF21 es un monoplaza más rápido, más consistente y más fiable. Este año los de Maranello tienen la obligación de luchar por el tercer puesto. En 2022 se vendrán objetivos mayores. Sainz y Leclerc forman una dupla extraordinaria. Contra Ricciardo y Norris la lucha promete ser apasionante. Sin olvidarnos de AlphaTauri.

Gran debut del japonés Yuki Tsunoda. Un tipo que ya ha sorprendido a todos con sus adelantamientos. Debuta en Fórmula 1 con dos puntos en su casillero. Su compañero, Pierre Gasly, se vio en el fondo de la parrilla en la primera vuelta por un toque en el que perdió el alerón delantero. No obstante, está claro que la mejora de AlphaTauri ha sido notable. Son un rival duro, especialmente en clasificación. Una de las grandes sorpresas de este 2021.

Aston Martin y Alpine deben mejorar. Los de verde solo salvan un punto gracias a Lance Stroll. Vettel no levanta cabeza. Perdido, hundido y cada día más cerca del retiro. Hoy son muchos los que se acuerdan de Checo en el equipo británico. En Alpine la mala suerte y la fiabilidad condenaron a Alonso. El asturiano no está para nada oxidado y ha vuelto a lo grande, con una buena salida y luchando en las primeras vueltas contra los dos McLaren. Una lástima el abandono. Si le dan un buen coche estará delante. la magia no se pierde. Ocon no pudo sumar puntos, así que Alpine se presenta a Imola con la necesidad de sumar.

Los Alfa Romeo terminaron 11° y 12°. Se quedaron a las puertas de los puntos, pero la tendencia es ascendente. Estarán ahí, incordiando en la zona media en muchas carreras. La mejora del motor Ferrari ha sido clave para ellos. En Wiliams la vida sigue igual. Ya no son el farolillo rojo, pero será difícil puntuar. En Haas se esperaba mucho de Schumacher y más bien poco de Mazepin. Ambos cumplieron las expectativas. El hijo del Káiser no defraudó. Primera carrera en Fórmula 1 y kilómetros importantes para su adaptación. Precisamente los kilómetros que no dio Mazepin. Tres curvas tardó el piloto ruso en cometer un error e irse contra el muro. No pasará nada, su padre paga la fiesta, pero el drama en Haas es total. Salieron de Guatemala y se han metido en Guatepeor.

Los tres hispanohablantes

Carlos Sainz, Fernando Alonso y Checo Pérez. Dos españoles y un mexicano. Son los tres hispanohablantes de la parrilla y prometen darnos espectáculo. Sainz empieza en los puntos y cerca de Leclerc en su primera carrera. Alonso ha demostrado que está más fuerte que nunca. Primera clasificación en dos años y logra Q3. Conserva la ambición y el talento de siempre, pero estará solo contra el peligro. Ocon no parece estar por la labor, ni mucho menos a su altura.

En cuanto a Checo, grandísima remontada del mexicano, pero ojo a la fiabilidad del Red Bull. En su debut con Red Bull, Pérez ha demostrado más que Albon y Gasly juntos en sus etapas con la escudería austriaca. El Red Bull corre y Checo también. Bottas puede sufrir si el mexicano logra clasificar bien. El Mundial de Constructores también puede ser de Red Bull. Max-Checo es una dupla mucho más fuerte que Hamilton-Bottas. De momento gana Mercedes, pero la temporada es larga.

Próxima estación: Imola. Escenario mítico. El lugar donde hace 16 años un joven Fernando Alonso defendió la victoria durante más de diez vueltas frente a todo un heptacampeón del mundo como Michael Schumacher. Dos datos curiosos. El primero: Lewis Hamilton nunca ha ganado las dos primeras carreras de la temporada. El segundo: una victoria de Hamilton en la primera carrera es sinónimo de título mundial. Las estadística están para romperlas. En tres semanas una nueva entrega. Hasta entonces.

Deja un comentario