Crónica | Max Verstappen se lleva la segunda Pole más reñida de la temporada

Max Verstappen se lleva la Pole position de este Gran Premio de Austria. Es la tercera para el piloto neerlandés esta temporada. Una clasificación en la que, desde el comienzo, los límites de pista han sido claves, especialmente en las curvas 9 y 10. Multitud de cronos fueron eliminados a lo largo de toda la sesión clasificatoria.

A su vez, ha sido una de las clasificaciones más igualadas de la temporada, de principio a fin. En la Q1, tan solo 2 décimas separaron la 8ª plaza de Lando Norris de la 16ª de su compañero Daniel Ricciardo. El australiano, precisamente, caería eliminado por segunda vez esta temporada.

Con suspense hasta el final, al piloto de McLaren le acompañarían Lance Stroll, Guanyu Zhou, Nicholas Latifi y Sebastian Vettel sin superar el primer corte. Las sorpresas positivas serían los dos monoplazas de Haas y Alexander Albon.

Pese a superar el corte, Valtteri Bottas formará en el último lugar de la parrilla de la Sprint, por la penalización al superar el número de cambios permitidos en su unidad de potencia.

La segunda sesión transcurriría sin interrupción, pero llena de acción. Los principales problemas los tendría Lando Norris, quien ya había tenido que parar el coche esta mañana en los primeros entrenamientos libres después de detectar problemas en la unidad de potencia. El británico saldrá justo delante de su compañero, en la 15ª posición.

Por delante de Norris comenzarán Yuki Tsunoda, Valtteri Bottas, Alexander Albon y Pierre Gasly, que tampoco no entrarían entre los diez primeros. El piloto francés de AlphaTauri se quedaría a tan solo 9 milésimas de superar el crono de Mick Schumacher (10º). Nuevamente, los Haas entran en la Q3.

Antes de comenzar la Q3, saltaba la notificación de dirección de carrera pues decidían investigar la vuelta de Sergio Pérez al superar los límites de pista en la curva 8. Sin embargo, esta investigación se ha pospuesto hasta el final de la sesión.

Si la Q1 y la Q2 habían transcurrido sin accidentes, la Q3 concentraría toda la mala suerte que se cebó con el equipo Mercedes que provocarían dos banderas rojas. Primero, Lewis Hamilton perdía el control del monoplaza en la curva 7 y acababa contra las protecciones. Así, el heptacampeón perdía opción alguna de mejorar su crono. Mañana partirá 10º.

Una vez se reanudaría la acción a falta de cinco minutos, sería su compañero, George Russsell quien acababa en las protecciones. Esta vez en la curva 10. La segunda bandera roja de la sesión limitaba la acción a tan solo 2 minutos y medio.

Con un margen de tiempo tan reducido, los pilotos restantes solo contarían con un único intento para presentar su candidatura a la ‘pole‘. Sin que la presión hiciera mella, los Ferrari se pondrían primero y segundo, separados por tan solo 53 milésimas.

Pero sería Max Verstappen quien finalmente se llevaría la primera posición, ganando a Leclerc (2º) por 29 milésimas. El de Red Bull logra así la ‘pole’ número dieciséis de su trayectoria para la felicidad de las gradas teñidas de naranja en el Red Bull Ring.

Deja un comentario