Audi y Porsche quieren entrar en la Fórmula 1, pero no a cualquier precio

La nueva reglamentación de motores llegará en 2026. Uno de los puntos clave es cómo abordar la posible llegada del Grupo Volkswagen como motoristas a la F1, siendo las marcas Audi y Porsche las designadas para ello.

Según Auto Motor und Sport la idea de Audi sería llegar como equipo y no como motorista y por ello, tienen la intención de comprar el equipo McLaren. Este movimiento es poco probable, ya que el equipo de Woking ha encontrado una alta rentabilidad en la F1, máxime ahora con el límite presupuestario. Además,, su larga trayectoria en la competición les hace tener una mística que les ayuda también en la inversión de los patrocinadores. Otras alternativas de compra serían el equipo Williams o Sauber. Si no, lo que parece más claro es que Audi sea el proveedor de motores del equipo McLaren y crear una asociación con un equipo histórico y fuerte de la F1.

Loading...

Por otro lado, Porsche tiene como objetivo principal una asociación con Red Bull para proveer motores al equipo energético de cara a 2026. Como ya se anunció hace meses, a partir del año que viene el equipo Red Bull creará sus propios motores y para ello han creado una nueva filial: Red Bull Powertrains. Si Porsche finalmente se asocia con Red Bull contarán con la experiencia de los austriacos creando motores y su integración podría ser más fácil.

Por tanto, el dilema de la nueva reglamentación reside en las concesiones que los actuales motoristas (Mereces, Renault y Ferrari) quieren dar a estos nuevos proveedores. De cara a 2026 se suprime la unidad MGU-H y el aumento de potencia vendrá de la parte eléctrica, de la MGU-K, ya que podrá recuperar más energía.

El grupo Volkswagen pide en su entrada unas limitaciones menos estrictas para el desarrollo de sus motores, ya que no tienen experiencia en la F1. Los actuales motoristas se niegan por tres motivos, el primero por el tiempo y dinero invertido en estos motores, el segundo porque Audi y Porsche tienen experiencia en los motores híbridos, ya que participan en la WEC (Mundial de Resistencia), y el último es que la reglamentación estaría ya publicada en 2022 y, por tanto, tendrían cuatro años para centrarse únicamente en los motores de 2026, mientras que los actuales deberían distribuir esfuerzos entre los motores actuales y los de 2026.

La FIA y Liberty Media pueden crear un nuevo reglamento de forma unilateral, pero esto parece poco probable si quieren mantener a los tres actuales motoristas y que a ellos se puedan unir otros como Audi y Porsche. Se avecina un tiempo de largas y tensas negociaciones.

Deja un comentario