Adiós Sochi, bienvenido Igora Drive: los motivos de un cambio necesario

Hace dos días la Fórmula 1 hacía oficial el cambio de sede para el GP de Rusia. A partir de la temporada 2023, el autódromo Igora Drive albergará el evento ruso sustituyendo al circuito de Sochi. Este cambio se enmarca dentro de la estrategia de Liberty Media de modificar, eliminar o reemplazar, como en este caso, los circuitos más ‘aburridos’ para el espectador.

Lo cierto es que a tenor de los comentarios en redes sociales parece que se trata de una decisión aplaudida por la mayoría de los fans de la Fórmula 1. No es de extrañar, ya que el circuito de Sochi apenas ha albergado Grandes Premios con buenas dosis de emoción, sino más bien todo lo contrario. El cambio de sede fue anunciado por la Fórmula 1 en sus redes sociales el pasado viernes.

Loading...

Este cambio de sede obedece, como se ha mencionado anteriormente, al nuevo criterio de Liberty Media de eliminar las carreras menos vibrantes del calendario. Sin embargo, la apuesta por el Igora Drive va mucho más allá, pues se trata de un circuito totalmente opuesto a Sochi. Son dos las diferencias fundamentales entre ambos trazados y que explican la inclusión del Igora Drive a partir de 2023.

1. Un circuito a la vieja usanza

Las diferencias entre Sochi y el Igora Drive se palpan con solo observar el trazado. Las escapatorias del primero contrastan con los límites naturales de hierba y grava del segundo. Además, el Igora Drive presenta grandes desniveles, convirtiendo el circuito en una especie de montaña rusa al más puro estilo Portimao, algo inexistente en Sochi.

2. Cercanía a Europa

El circuito Igora Drive se encuentra a tan solo 54 kilómetros de San Petersburgo y muy próximo a la frontera con Finlandia, lo que facilita su conexión con Europa. Este hecho es importante, ya que el actual trazado de Sochi se encuentra en el suroeste del país cerca del norte de Asia, lo que provocaba un menor número de aficionados europeos en las gradas.

Loading...

El circuito de Sochi está presente en el calendario de la Fórmula 1 desde 2014 tras su inauguración por los Juegos Olímpicos de Invierno disputados allí ese mismo año. En total, el trazado de Sochi disputará nueve carreras con las dos restantes de esta temporada y la siguiente. Ya en 2023 nos mudaremos al Igora Drive de Leningrado. La Fórmula 1 revelará más detalles sobre esta nueva carrera en el futuro.

Circuito Igora Drive

Este circuito está ubicado en ubicado en Sosnovo, distrito de Priozersky, perteneciente a Leningrado y a tan solo 54 kilómetros de San Petersburgo. El trazado fue diseñado por Helmann Tillke, algo habitual en Fórmula 1, y fue inaugurado en el año 2019, aunque apenas se ha corrido en él debido a la pandemia.

Su diseño con tintes clásicos contrasta con los circuitos modernos inaugurados en los últimos años, como era precisamente el de Sochi. En total, el trazado cuenta con 15 curvas y cuatro kilómetros de longitud con un desnivel total de 17 metros. El aforo del circuito es de unas 50.000 personas y tiene contrato con otras categorías importantes como la W Series o el DTM. El Igora Drive presenta una gran cantidad de curvas rápidas y recuerda, por su forma y la presencia de grava y césped, a circuitos como Suzuka, Portimao o el Hungaroring.

Ismael Zaragoza

Director y creador de GP Mundial. Combinando mis estudios de Periodismo con mi pasión por la Fórmula 1.

Deja un comentario