Adiós 2021, hola 2022 | Ocho momentos clave de una temporada histórica

El año 2022 ya está aquí. Aún no sabemos que traerá este nuevo año en la Fórmula 1 con el cambio de reglamento. Lo que sí está claro es que dejamos atrás una temporada 2021 para el recuerdo. Max Verstappen se proclamó campeón del mundo de Fórmula 1 en el Mundial más igualado de la historia. El neerlandés derrotó a Lewis Hamilton, todo un siete veces campeón del mundo, en una temporada donde el título no se decidió hasta la última vuelta.

En este artículo repasamos los momentos clave de un 2021 que ya es historia del automovilismo.

1. Batallas al límite desde el principio

Bahréin, Imola, Portimao, Barcelona. Fueron las cuatro primeras carreras de la temporada 2021. Hamilton ganó tres. Verstappen fue segundo en todas ellas y logró ganar bajo la lluvia de Imola. En ese momento comenzaba a vislumbrarse un mundial igualado donde los dos contendientes al título no se iban a dar ni un centímetro en la pista.

2. Mónaco y Azerbaiyán: los lugares donde Hamilton perdió el Mundial

Cuando se habla de la lucha por el título todo el mundo piensa automáticamente en la última vuelta del GP de Abu Dhabi. Sin embargo, la realidad es que los Mundiales igualados normalmente se deciden antes, en carreras que no parecen ser ni mucho menos decisivas, pero que terminan siéndolo. En Mónaco Verstappen se llevó el gato al agua, mientras que Sainz consiguió su primer podio con Ferrari. Lewis Hamilton estuvo completamente desaparecido, por detrás de Bottas todo el fin de semana y terminó séptimo. Se llevó la vuelta rápida, pero perdió 18 puntos con respecto a Verstappen que se convertía en el nuevo líder del Mundial.

Llegó Azerbaiyán y la mala fortuna condenó a Max Verstappen. El neerlandés sufrió un reventón en plena recta de meta a escasas vueltas del final mientras rodaba en primera posición. La bandera roja y la resalida con minicarrera de dos vueltas brindaron a Hamilton la oportunidad de ganar la carrera. Solo tenía que adelantar a Checo Pérez e incluso el segundo puesto le valía para ser líder en el Mundial. Salió disparado, se puso en cabeza, pero se pasó de frenada en el momento clave. Terminó último. Acciones que deciden Mundiales. Entre tanto, Checo Pérez ganó la carrera y en el podio le acompañaron un renacido Vettel y un extraordinario Pierre Gasly.

3. GP de Gran Bretaña: Comienza la guerra

Red Bull llegaba a la casa de Lewis Hamilton tras cinco victorias consecutivas. Cuatro de Verstappen y una de Pérez. Hamilton consiguió ser el más rápido de la clasificación del viernes, pero perdió la Pole en la primera carrera al sprint de la historia. La primera vuelta del domingo en Silverstone es ya historia del automovilismo.

La rabia contenida de Hamilton salió a relucir. Debía ganar ante su público la posición que había perdido el sábado. Por lo civil o por lo criminal. Lo que sucedió se asemeja más a la segunda de las opciones. En la curva de Copse, tanto Hamilton como Verstappen entran muy pasados y el británico golpea la rueda trasera derecha del neerlandés. El resultado: un accidente gravísimo a más de 300km/h y un impacto de 51G del que Max Verstappen sale ileso por fortuna. La sanción fue de 10 segundos para Hamilton. Una sanción que le permitió ganar el GP de su país y recortar 26 puntos a su gran rival, Max Verstappen, que ese día terminó en el hospital.

4. Caos en el Hungaroring

Tras lo sucedido en Silverstone llegó el GP de Hungría, una de esas carreras que no se olvidarán. Valtteri Bottas decidió hacer strike con los dos Red Bull y con Lando Norris, mientras que Stroll hizo lo propio con Leclerc y Ricciardo. En apenas una curva todo había cambiado radicalmente. Hamilton lideraba y Ocon se había puesto segundo. El coche de Verstappen estaba muy dañado. Finalmente Max consiguió dos puntos que valieron oro al final de la temporada. En cualquier otra situación, otro equipo hubiese retirado ese coche.

El lío vino después de la bandera roja. Con la pista prácticamente seca durante la vuelta de formación para la resalida, todos los pilotos decidieron entrar en boxes a montar neumáticos de seco. Solo Lewis Hamilton no lo hizo. Fue entonces cuando tuvo lugar una imagen para la historia. Hamilton tomó la salida absolutamente solo. Una vuelta más tarde se vio obligado a entrar y salió último. Era el momento de remontar. Tenía ritmo para ganar y consiguió avanzar rápidamente. Sin embargo, en la vuelta 55 se encontró con un viejo conocido que siempre brilla en Hungría: Fernando Alonso. El asturiano retuvo durante diez vueltas al Mercedes del piloto británico que venía con más ritmo y mejores gomas. Una masterclass de defensa que propició la victoria de su compañero Esteban Ocon. Hamilton terminó tercero, aunque la descalificación posterior de Vettel le aupó a la segunda plaza.

5. Choque de trenes en Monza y doblete de McLaren

El destino volvió a jugar sus cartas en la Fórmula 1 en el GP de Italia. Una malísima parada de Verstappen de más de diez segundos y otra regular parada de Hamilton de más de cuatro segundos hizo que ambos se encontraran al final de la recta de meta de Monza. Hamilton cerró el interior, Verstappen decidió no levantar ni saltarse la curva y la falta de espacio, unido a la presencia de una banana disuasoria desembocó en una imagen histórica. Ambos contendientes al título terminaron uno encima del otro en la grava. Entre tanto, McLaren volvió a ganar una carrera, algo que no sucedía desde 2012. Y lo hizo a lo grande, con un doblete en el templo de la velocidad. Daniel Ricciardo ganó y Lando Norris terminó segundo.

6. De Rusia a México. Super Max

En Rusia Max Verstappen partía desde la última posición de la parrilla tras cambiar el motor. Terminó segundo en una carrera loca y solo perdió 6 puntos con respecto a Hamilton. Hamilton hizo lo propio en el siguiente Gran Premio, en Turquía. Partía décimo, pero solo pudo remontar hasta la quinta posición. Verstappen fue segundo y acrecentó su ventaja en el Mundial. En Estados Unidos y México, Verstappen consiguió dos victorias que parecían difíciles de lograr. En Austin, el neerlandés se defendió de manera magistral del arreón final de Hamilton, mientras que en México ganó la carrera tras una salida soberbia.

7. De Brasil a Arabia Saudí. Super Hamilton

25 posiciones remontó Lewis Hamilton en Brasil entre sábado y domingo. Al más puro estilo Ayrton Senna. El nuevo motor Mercedes impulsó a hamilton a lograr la mayor remontada de la historia. Fue el momento en el que hamilton estaba contra las cuerdas. Debía ganar todas las carreras para ser campeón y hamilton sacó su mejor versión. Sus victorias en Catar, donde Alonso volvió al podio tras siete años de espera, y Arabia Saudí le colocaron como favorito para la última cita del año en Abu Dhabi donde llegaba empatado a puntos con Max Verstappen.

8. Abu Dhabi. Una vuelta para la historia

Llegó el gran día con Max Verstappen en la Pole y Hamilton a su lado. Dos estrellas en mitad de la noche de Yas Marina. Verstappen salió mal, Hamilton le adelantó y el ritmo del británico era insuperable. Parecía que el Mundial estaba decidido, pero bendita Fórmula 1 que cambia de un momento a otro. Un accidente de Nicholas Latifi nos regaló una última vuelta final de locura. Todo lo anterior no valía para nada, el Mundial se iba a decidir en una vuelta.

Los dos demostraron por qué son los mejores pilotos de la Fórmula 1 en la actualidad, pero Verstappen dio el do de pecho y se llevó el título. Hamilton fue como una exhalación hasta la curva 5 buscando distanciarse de Verstappen de cara a la recta que desemboca en la curva 6. El británico se abrió en la curva 5 para salir con buena tracción ganar velocidad en la recta. Lo que nunca imaginó Hamilton es que Max Verstappen le sorprendería buscando el adelantamiento antes de la recta. El neerlandés se tiró al interior en la curva 5 y lo pasó en el primer intento. La grada rugió al ritmo del león holandés.

Hamilton no se rindió. Con unas gomas duras y desgastadas se emparejó a Max Verstappen en la segunda zona de DRS y lo intentó por el exterior, pero la defensa de Max por el interior fue limpia y soberbia. Ambos fueron a 300km/h en paralelo a escasos centímetros entre sus monoplazas. Finalmente, como Alonso en 2006, Verstappen derrotó en 2021 a todo un siete veces campeón del mundo en la primera oportunidad que tuvo con un coche a la altura. Y así es como 2021 quedará en el recuerdo de los aficionados de la Fórmula 1 como un año inolvidable, histórico y quién sabe si irrepetible.

Ismael Zaragoza

Director y creador de GP Mundial. Combinando mis estudios de Periodismo con mi pasión por la Fórmula 1.

Deja un comentario